Conoce más sobre el síndrome de Enterocolitis inducida por proteínas

In Niños

El síndrome de enterocolitis inducida por proteínas (en inglés Food Protein-Induced Enterocolitis Syndrome o FPIES) es un tipo de intolerancia alimentaria que afecta al aparato digestivo. Cuando un niño toma el alimento que la produce, se  desencadena una reacción inflamatoria que puede afectar a todo el intestino (enterocolitis).

Se presenta con mayor frecuencia en niños en los primeros meses de vida, coincidiendo con la introducción en la dieta del alimento que lo produce. Suele ocurrir tras las primeras ingestas del alimento implicado y parece que ciertas proteínas del alimento podrían ser las causantes. No es muy frecuente, pero parece que los casos diagnosticados van aumentando a medida que se va conociendo más sobre ella.

Existen importantes diferencias entre este síndrome y las alergias alimentarias “clásicas” :

En las alergias “típicas” el protagonista de la reacción inflamatoria es un componente del sistema inmune o de defensa llamado inmunoglubulina E (Ig E). Por eso se llaman alergias Ig E mediadas. En cambio,  en este síndrome participan otros agentes de defensa y por eso se incluye en la familia de las alergias no Ig E mediadas.

En las alergias “típicas” los síntomas son inmediatos tras la ingesta y se pueden producir ronchas, hinchazón y shock anafiláctico. En este síndrome los síntomas son más tardíos y afectan sólo al aparato digestivo.

Los síntomas se inician habitualmente en torno a 1-4 horas después de la ingesta del alimento responsable. Consisten en vómitos repetidos e intensos seguidos en ocasiones de diarrea (a veces con sangre y/o moco), distensión abdominal, letargia (somnolencia, decaimiento) y palidez.

En los casos graves existe riesgo de deshidratación, bajada de la tensión arterial e incluso de pérdida de conciencia. Hay una forma crónica menos frecuente que ocurre cuando los síntomas digestivos se presentan de forma progresiva con la ingesta continuada del alimento, afectando el estado nutricional del niño.

DATOS 

En el 65-80% de los casos está ocasionado por un único alimento (generalmente la leche de vaca), pero hasta un 5-10% de los niños que lo padecen son alérgicos a más de tres alimentos. Junto a la leche de vaca y la soja, los alimentos más frecuentemente implicados son: trigo, arroz, maíz, cebada, huevo, legumbres y pollo (en niños pequeños) y pescados, moluscos, mariscos y champiñones (en niños mayores y adultos).

Cualquier proteína alimentaria podría producir este síndrome, incluso alimentos que se creía no producían alergias (como la patata, los cereales, el pollo o los vegetales).

Aunque es muy poco frecuente, también puede presentarse en niños alimentados solo con leche materna.

En la actualidad no existen pruebas diagnósticas definitivas para este tipo de alergia. Las analíticas de sangre o pruebas de imagen (como ecografías o radiografías) no aportan datos específicos que permitan diagnosticarlo.

Las pruebas de alergia (tanto cutáneas como en sangre) son característicamente negativas en este síndrome. Todo esto hace que el diagnóstico sea complicado y pueda demorarse en el tiempo, confundiéndose con otros procesos con síntomas similares (como infecciones que producen diarrea).

En los casos dudosos podría ser necesario realizar una prueba de provocación ofreciendo el alimento sospechoso bajo supervisión médica.

You may also read!

Beneficios de las frutas tropicales en la alimentación del bebé

República Dominicana es un país muy tropical, y una de las ventajas que sobresale es la producción de frutos

Read More...

Proyecto de responsabilidad social beneficia 144 ONGs del área de la salud

Referencia Laboratorio Clínico presentó la doceava edición de su proyecto “Agenda por la Vida” y dio a conocer a

Read More...

Hablemos sobre el uso excesivo de pantalla de nuestros pequeños

Los tiempos van cambiando, y con ellos el uso de la tecnología va cada vez más en aumento. Anteriormente,

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu