Evita que tus hijos adquieran Caries ¿Cómo lograrlo ?

In Niños

La caries es una infección de los dientes causada por algunos microorganismos presentes en la boca como el Streptococcus mutans, aunque otros tipos de bacterias también pueden causarla.

¿ De dónde previenen ?

Cuando se toman alimentos azucarados, una parte de estos queda sobre la superficie dental, es entonces cuando las bacterias los metabolizan produciendo ácidos que destruyen el esmalte dental. Para compensar esta destrucción del esmalte, la saliva y el flúor remineralizan el diente.

 

Si ocurre un desequilibrio entre la desmineralización y la remineralización, a favor de la primera, se produce una erosión dental y, como consecuencia, la caries.

Para la prevención de las caries es necesario que impliquemos la actuación a varios 

  • Disminuir el consumo de alimentos azucarados entre las comidas o en formas que hacen que permanezcan en la boca durante más tiempo, como son bebidas azucaradas o alimentos pegajososo de textura blanda.
  • Evitar que el niño se quede dormido succionando el biberón de leche ya que los azúcares quedan adheridos durante horas pudiendo corroer el esmalte dental.
  • Bacterias de la boca, principalmente S. mutans: Hay estudios que indican que los niños se colonizan por S. mutans a través de sus madres, entre otros focos. La presencia de esta bacteria en la boca de la madre implica su adquisición precoz en la infancia, de ahí la importancia de que las madres cuiden y revisen sus dientes desde el embarazo. También es recomendable evitar acciones que faciliten la transmisión, como chupar el chupete del niño, su cuchara, soplar su comida para enfriarla.

El flúor es un mineral que ayuda a la fortificación del diente y a la prevención de caries. Los niños deben cepillarse los dientes dos veces al día con una pequeña cantidad de pasta fluorada.

 

El cepillado de los dientes de niños menores de tres años debe ser realizado por los padres con una pasta que contenga 1000 ppm de flúor y con una cantidad equivalente a un grano de arroz.

A partir de los tres años el cepillado debe ser realizado por los niños, con la supervisión de una persona mayor. La cantidad será similar a la de un guisante con una pasta con 1000-1450 ppm de flúor. Para que los niños no ingieran la pasta de dientes se debe evitar que beban agua después de cepillarse los dientes.

Los suplementos de flúor orales se deben restringir a niños con factores de riesgo de caries, como son aquellos con hábitos alimentarios inadecuados, higiene oral deficiente, anomalías morfológicas de la cavidad oral y siempre bajo la indicación de un profesional.

 

You may also read!

Beneficios de las frutas tropicales en la alimentación del bebé

República Dominicana es un país muy tropical, y una de las ventajas que sobresale es la producción de frutos

Read More...

Proyecto de responsabilidad social beneficia 144 ONGs del área de la salud

Referencia Laboratorio Clínico presentó la doceava edición de su proyecto “Agenda por la Vida” y dio a conocer a

Read More...

Hablemos sobre el uso excesivo de pantalla de nuestros pequeños

Los tiempos van cambiando, y con ellos el uso de la tecnología va cada vez más en aumento. Anteriormente,

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu